martes, 9 de septiembre de 2008

De perder...

Tu recuerdo todavía nubla, cada tanto mi vista
Enfundado en el más grande y vacío de los silencios
encuentro mi dolor reposando bajo el sol.

Es raro,
Siempre creí que lo que dolía se hallaba entre grises nubarrones de tormenta.
Y no.
Compruebo que no.

Este dolor sabe diferente
Vislumbro al final una luz tenue, agradable.

Me siento mal por ello.
Creí y viví durante tantos años
con el concepto invertido.

Hoy saboreo esta derrota con el alma en la mano,
pero entera.

¡Cuántas ironías me deja la vida a cada paso!

Cuando nos bautizamos como hermanos juramos que era para toda la vida
pero nunca creí que pudiésemos terminar como esos matrimonios de ahora
en los que la gente se casa por compromiso.

Nunca soñé con este final...¡Nunca soñé un final!

Fue hermoso mientras duró
Como una vez dije:
"La vida me regaló todo color de sensaciones
y a tu lado viví todas y cada una de ellas".

Se siente vacío, se huele gris,
el pensamiento de que esas épocas son pasadas
y están enterradas

El saber que es el fin de lo que toda la vida podría haber sido.
Pero la vida se encaprichó con esta historia.

Nos dió demasiados dulces durante algunos años...
La vida decidió que sea intenso y no extenso.

Siento culpa por no llorarte más.
Por no gritarte más, por no maldecir más fuerte.

Siento culpa porque veo escarpárseme de las manos el agua bendita.
Y yo sentada, viéndote alejar.
Ni siquiera me quedé con el último destello de tu mirada...
Sólo se ve tu espalda desde acá.


Lo "sagrado" durante tanto tiempo,
lo que parecía eterno.


En mi corazón las heridas.
En mi alma algunas sombras.

Se vislumbra luz a lo lejos.
Un haz se cuela entre mis dedos.

Es gris, es oscuro
pero reposa al sol...como mi mejor recuerdo.

2 comentarios:

Alba dijo...

"En mi corazón las heridas.
En mi alma algunas sombras.

Se vislumbra luz a lo lejos.
Un haz se cuela entre mis dedos.

Es gris, es oscuro
pero reposa al sol...como mi mejor recuerdo."


Permìteme lucecita hacer tus palabras mìas.Cuanta verdad!
Tu abrazo de primavera lo recibo con toda tu luz ...

Horacio Fioriello dijo...

Sabe a despedida,a nunca mas , a eterno a irreversible. Sabe agridulce aunque la vida puso demasiados dulces en la mesa durante algunos años...
La vida decidió que sea intenso y no extenso...
Eso somos en definitiva, intensos... que es la edad de la vida de un ser humano frente a la edad del universo y el caos?